¡Qué extraño pez!

De pronto el pez emergió de un salto, dio una voltereta y se volvió a sumergir salpicando a la barca y al barquero.

¡Qué extraño pez!

Otros trabajos en esta galería

  • Los viejos marinos
  • El Prodigioso Náufrago
  • Botín
  • Benicio y el Prodigioso Náufrago
  • ¡Qué extraño pez!